Desde el Consejo General de Dentistas de España nos facilitan unos buenos consejos para cuidar la salud bucodental orientados a nuestros mayores.

1 – “LA HIGIENE ORAL ES IMPRESCINDIBLE EN CUALQUIER ETAPA DE MI VIDA”

Los dientes deben lavarse con pasta dentífrica fluorada al menos 2 veces al día: por la mañana y por la noche.

Un buen cepillado dura 2 minutos, incluye las encías y la lengua y ha de complementarse con el hilo dental. Tu dentista podrá recomendarte enjuagues o geles especiales.

Prótesis removibles​

Existen unos cepillos especiales para limpiar prótesis aunque puede utilizarse un cepillo de uñas o de dientes, reservado solo para ese uso. No debe ponerse pasta de dientes porque puede estropear algunos elementos de la prótesis, sino usar pastillas limpiadoras específicamente diseñadas para la limpieza y desinfección de la prótesis. Si se quita la prótesis por las noches, puede dejarla en un recipiente seco o sumergida en un vaso de agua.

Cuando retiramos nuestras prótesis para limpiarlas, no debemos olvidar de limpiarnos también la boca. Si nos quedan dientes naturales, procederemos a cepillarlos con pasta fluorada. En el caso de que no nos quede ningún diente, cepillaremos la mucosa cuidadosamente para retirar restos de alimentos, las bacterias y posibles restos de adhesivo.

2 – “VISITO A MI DENTISTA CON FRECUENCIA PARA PREVENIR Y MEJORAR MI SALUD BUCODENTAL”

Las visitas periódicas al dentista son fundamentales para cualquier persona, más si cabe en el adulto mayor.

Tu dentista examinará el estado de tus dientes, encías, y mucosas, para comprobar si todo está en orden o es preciso realizar algún tratamiento.

Permite detectar caries, infecciones, enfermedad periodontal, lesiones precancerosas o cáncer oral. También el dentista valorará la necesidad de los tratamientos a realizar.

Es muy importante que sepas como puedes explorarte la boca. Si te observas una úlcera en boca de más de 2 semanas sin curar, la presencia de mancha blanca o roja en tus mucosas, o tienes molestias al tragar, pide cita inmediatamente al dentista.

3 – “PUEDO CONSERVAR MIS DIENTES Y ENCÍAS SIEMPRE EN BUEN ESTADO”

Tus dientes pueden durar toda la vida si mantienes unos buenos hábitos de higiene oral, te cuidas y visitas a tu dentista con frecuencia.

En tu clínica dental te ayudarán a prevenir y tratar de la mejor manera posible la enfermedad periodontal, la caries y otros problemas comunes en el adulto mayor.

Caries

Ante la aparición de múltiples caries en una persona mayor, hay que sospechar de un cuadro de boca seca o una disminución del cepillado.

En muchas ocasiones el tipo de caries es diferente en personas mayores. Son más frecuentes las llamadas caries de la raíz debido a que la encía se retrae, dejando a la raíz del diente expuesta al riesgo de caries en esa zona.

Enfermedades periodontales

Las enfermedades periodontales se caracterizan por una inflamación de la encía (gingivitis) o por la pérdida del hueso que rodea a los dientes y suele dar lugar a la movilidad de los dientes y a su posible caída (periodontitis)

Una higiene bucodental adecuada y minuciosa es la mejor manera de prevenir las enfermedades periodontales. Periódicamente en muchas ocasiones, será necesario hacer una limpieza profesional o un tratamiento más profundo de las encías.

Boca seca

La disminución de saliva hace que a los dientes les cueste más luchar contra las caries. Se desarrollan más bacterias y aumenta el mal aliento. Las encías sufren de esa falta de saliva y aparecen las enfermedades periodontales (piorrea). Además, la falta de saliva dificulta tragar los alimentos.

La principal causa de boca seca en los mayores se deriva de la toma de medicamentos que pueden producir una disminución en la producción de saliva.

Candidiasis oral

La candidiasis oral es una infección causada por hongos, muy frecuente en los mayores debido a las prótesis, la bajada de defensas o la toma de determinados medicamentos. Aparecen unos parches de película blanca que se desprenden fácilmente al raspar la lengua. Suele ir acompañada de áreas rojas inflamadas.

4 – “LA SALUD DE TODO MI CUERPO EMPIEZA EN MI BOCA”

Diversas patologías orales se relacionan con la diabetes y enfermedades cardiovasculares, cerebrales, respiratorias y de otro ámbito.

Si cuidas tu boca y sigues un estilo de vida saludable estarás contribuyendo a disfrutar de una mejor salud general.

Resulta esencial, además, que lleves una dieta adecuada, te hidrates correctamente y evites el consumo de tabaco y alcohol.

Si el adulto mayor es diabético, es aun más importante cuidar de sus encías. La patología periodontal (enfermedades de las encías) dificulta el control adecuado de la diabetes y la empeora. Además, el paciente diabético tiene mucho más probabilidad de desarrollar enfermedad de las encías.

Los problemas de infección e inflamación en la boca pueden tener consecuencias para la salud general. Especialmente importantes son las complicaciones con las patologías cardiovasculares. Tener buenos hábitos saludables, comer sano y evitar el tabaco y el alcohol, son pilares muy importantes.

Una mala salud oral puede contribuir a lanzar bacterias desde la boca al torrente circulatorio y favorecer la aparición de problemas cardiovasculares, cerebrales, respiratorios o renales.

Los principales factores de riesgo de las patologías orales son el tabaco y el consumo excesivo de alcohol. En los adultos mayores, tenemos que redoblar los esfuerzos para eliminar estos dos hábitos que son muy perjudiciales, tanto para la salud general como para la salud oral.

5 – “SONRÍO DE NUEVO GRACIAS A REPONER MIS DIENTES”

La falta de dientes, que tanto afecta a la calidad de vida de las personas mayores, tiene solución.

Con la ayuda de varias técnicas podrás recuperar la función y estética completa de tu boca. Tu dentista te explicará las opciones más adecuadas para tu caso.

Tanto las caries como las enfermedades periodontales pueden hacer que perdamos dientes. Son varias las opciones que permiten reponer los dientes: mediante implantes o con tratamiento de prótesis, bien fija o removible. El dentista te informará de cual es la mejor solución para tu boca.

No siempre es posible recurrir a los implantes dentales cuando se han perdido dientes. Además de las prótesis completas (cuando se han perdido todos los dientes) se dispone de otras técnicas de tratamiento como son las prótesis removibles (el paciente puede quitárselas) o las prótesis fijas.

Fuente: Consejo General de Dentistas de España